Blog

Lo que deberías saber sobre la pelea en el suelo

A principios de este año, antes de todo este fraude mediático, estaba preparando un curso para chicas. Para ello me puse a buscar, sin esperar tener mucho éxito la verdad, cuáles eran las probabilidades de que el agresor cogiese del pelo a su víctima. Aunque asumía que la probabilidad era alta, quería información estadística para no hablar mierda sin saber.

Para mi sorpresa encontré sin mucha dificultad un estudio llamado “Real Fighting – Real Facts: The report” escrito por un tal Darin Waugh.

El autor, un hombre al que le gusta comer bien, es practicante de Jeet Kune Do, el Arte Marcial Híbrido creado por Bruce Lee, y tiene otros libros entre los cuales se encuentra una biografía dedicada al famoso actor.

El reporte es digno de leer y de estudiar, pues trata un amplio abanico de características de la pelea callejera, además de que el autor tiene la bondad de citar dos estudios similares, realizados por la revista Black Belt Magazine, para comparar los resultados.

La concordancia es significativa, con lo cual se pueden desmitificar algunas suposiciones, talladas a martillo y cincel en la mente de los instructores de Artes Marciales y Defensa Personal, y ratificar otras, también escritas sobre piedra.

Evidentemente todo esto da mucho de qué hablar – cosa que iré tratando en este blog – pero hoy nos limitaremos a la pelea en el suelo. Empecemos entonces.

¿MITO O REALIDAD?

Un día escuché a alguien decir “El 90% de las peleas en la calle terminan en el suelo”. Al escucharlo pensé: ¿Noventa? Mmmh… me parece un poco exagerado. Mi experiencia me dice que efectivamente, entre empujones, golpes y tropiezos, es excesivamente fácil llegar al suelo… pero también es real que muchas peleas se terminen antes de llegar al suelo, sin embargo, guardé silencio a falta de no haber observado datos estadísticos… Por otro lado, tampoco es raro que esto lo diga algún profesor o practicante de Brazilian Jiu Jitsu.

Ahora, si vemos el reporte del señor Waugh tenemos que: “El 61% de las peleas examinadas tuvo en algún momento a ambos rivales en el suelo.” Esto, aunque lejos del 90%, es muy significante.

Pero eso no es todo.

De todas las peleas estudiadas, el 27% terminó con los dos oponentes en el suelo, el 47% con los dos oponentes de pie y el 26% restante con un oponente de pie y el otro en el suelo (se considera suelo cuando al menos un rodilla toca el mismo). Lo que quiere decir que, en más de la mitad de las peleas en que los contrincantes llegaron al suelo (61%), ambos lograron ponerse nuevamente de pie.

Todo esto se aleja aún más del 90% preconcebido arriba.

Sin embargo, no se puede sacar una conclusión definitiva de estudio único, pero si hacemos una media con los otros dos estudios, tenemos que las peleas terminaron en estos posicionamientos: Pie vs. Pie= 41%; Suelo vs. Pie=27%; Suelo vs. Suelo=32%. A esto debemos agregar que un porcentaje importante de las peleas que terminaron de pie, en algún momento tuvieron a uno o a ambos luchadores en el suelo. Esto nos da un cierto margen para posicionamientos mixtos, por lo que, si simplificamos, podemos concluir que debemos dedicar un tercio de nuestro entrenamiento a cada posicionamiento con seguridad de no alejarnos demasiado de la realidad. Esto es lo que en Vortex Combatives llamamos “la regla de 33%”.

Por lo tanto, tras estas estadísticas, no cabe ninguna duda que aprender a pelear en el suelo es esencial para la Defensa Personal.

PERO… ¿QUÉ ES PELEAR EN EL SUELO?

El estudio aporta más luz y rompe con otros mitos: sólo el 3% de las peleas estudiadas terminaron con una estrangulación y el 0% con alguna clase de palanca o luxación. Y en los otros dos estudios realizados el porcentaje de luxaciones o estrangulaciones es igual a cero.

Por otra parte, si los dos oponentes caen al suelo, es extremadamente común que uno de los luchadores se posicione por encima del otro, le coja de la camiseta, del pelo o de la barba (si está a la moda) y le empiece a golpear sin reservas. Esto, que se llama Ground n’ Pound en MMA, es una de las peores posiciones en las que puedas estar y una de las más comunes en la calle (si quieres aprender a salir de esta situación haz clic aquí).

cuando hablamos de pelea no deportiva en el suelo, estamos hablando de recibir golpes, patadas y agarres desde el pavimento

Igualmente existe la posibilidad que tu caigas y el otro no… Aquí los estudios muestran que si caes tumbado (espalda al suelo) la mayor probabilidad es que te pateen. Si caes sentado, o de culo (nunca mejor dicho), te atacarán con patadas y puños, y finalmente si caes de rodillas te seguirán pegando con los puños.

Es decir que mientras más cerca esté tu cabeza del suelo, más aumentan las probabilidades que te pateen, y mientras más alejada esté, más probabilidades de impactos con puños.

Otra vez aquí se demuestra que la cabeza es el objetivo principal, e instintivo, de toda pelea.

Entonces, cuando hablamos de pelea en el suelo no deportiva, estamos hablando grosso modo de recibir golpes, patadas y agarres desde cualquier posicionamiento de no sea de pie.

¿PELEAR EN EL SUELO O DESDE EL SUELO?

Estos reportes tienen más de una década y no debemos descartar que los tiempos cambian (y no precisamente para bien), y tanto la popularidad creciente del MMA como el aprender técnicas vía YouTube, puede tener cierta influencia en la forma de pelear en la calle hoy en día. Un ejemplo claro de esto son los magrebíes que estrangulaban con un Mataleón a sus víctimas en el metro de Madrid (ver video).

Sin embargo, el instinto es el instinto, y en el momento de la pelea el cerebro no buscará técnicas sofisticadas de luxación… todo será brutalmente simple… y por ello los informes mencionados siguen siendo de gran relevancia (Si conoces uno más reciente házmelo saber en los comentarios).

Todo esto significa que, si nos basamos en probabilidades, y esto sí que es ciencia de la defensa, casi un 70% de nuestro entrenamiento debería ser aprender a:

  • Evitar que nos lleven al suelo
  • Caer al suelo sin hacernos daño
  • Defendernos de los posibles impactos estando en el suelo
  • Impactar nosotros desde el suelo
  • Impedir que el oponente logre una posición dominante
  • Quitarnos al oponente una vez que está encima
  • Levantarnos de la forma más rápida y segura

Aprender a pelear en el suelo es importante, pero más significativo y muy subestimado, es aprender a pelear desde el suelo.

PD: Si quieres aprender a pelear desde el suelo. Ven a probar una clase reservando aquí.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

This field is required.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*This field is required.

A %d blogueros les gusta esto: